Reafirmando que el cruce de ideas que se desparramó en las últimas semanas dentro de la coalición gobernante se trata de un debate y no de una pelea, como supo definir la Vicepresidenta Cristina Fernández la semana pasada en Chaco, el Frente de Todos busca consolidar un marco más institucional que contenga a todas las fuerzas que lo integran.

Esta postura avanza con celeridad en la provincia de Buenos Aires donde se desarrollan encuentros de referentes de cada sector para conformar una mesa de de acuerdos que concluya en la institucionalización del Frente como un espacio político que debate sus diferencias manteniendo la unidad.

El propio gobernador bonaerense Axel Kicillof propició una primera reunión hace dos semanas en donde asistieron  el titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner; Malena Galmarini, en representación del Frente Renovador; Mario Secco, por el Frente Grande; Carlos Castagneto por Kolina y Mónica Macha por Nuevo Encuentro. También participaron la vicegobernadora, Verónica Magario, la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez y el Jefe de Gabinete, Martín Insaurralde.

Una vez logrado amalgamar ideas e intereses de cada sector bonaerense dentro del Frente de Todos, la tarea será comenzar a buscar la conformación de una mesa nacional acercando a referentes de cada región del país. Hay varios articuladores que ya operan en esa dirección, lo hacen buscando ampliar el horizonte del propio Frente.

Este martes se desarrolló una jornada en el CCK bajo el criterio de mejorar la planificación de obras en todas las provincias. La timoneó el Ministro del Interior y uno de los referentes de la Cámpora, Eduardo de Pedro. Dieron el presente gobernadores propios, como el chaqueño Jorge Capitanich y el santafecino Omar Perotti. También los hubo cercanos, como la rionegrina Arabela Carreras y el neuquino Omar Gutiérrez quienes están en la mira del objetivo “seducción” para que sus fuerzas provinciales formen parte del marco electoral oficialista del año próximo.

Acaso, la pregunta central que sugiere la conformación de una mesa nacional del Frente de Todos es saber si hay consenso para buscar la reelección del Presidente Fernández, tal como lo anunció el propio Jefe de Estado hace pocas horas en España. “No tenemos dudas que Alberto debe ir por la reelección, lo que discutimos es un cambio de las políticas económicas actuales para una mejor distribución del rédito que está dejando el crecimiento”, aseguran por lo bajo en el ala dura del Frente de Todos.

Lo cierto es que salvo el del Presidente, al menos hasta estos días, no hay otros nombres que circulen para una postulación presidencial. Sin embargo, pesa una gran duda. Si en los próximos meses no hay control de la inflación que permita un descenso más defendible en campaña electora, el panorama puede cambiar. En ese marco nadie descarta que, a falta de tiempo para instalar un candidato, la postulación de Cristina Fernández sea una posibilidad.