La situación actual de abastecimiento del sistema de combustibles se irá normalizando en los próximos días. Así lo señala un comunicado dado a conocer este sábado por las empresas de este sector industrial. En el mismo se reseña queremos que una serie de eventos en los últimos días “ha exigido al límite de su capacidad” el expendio de combustible.

Entre estos eventos se mencionan “niveles extraordinarios de demanda, especialmente en los últimos 15 días -fin de semana largo, elecciones donde se produce un pico de movilidad de personas, además del inicio de la siembra agrícola”. El comunicado además resalta una dependencia mayor a la habitual de importaciones de combustibles por paradas programadas en algunas refinerías,  y más recientemente, una sobredemanda generada por una expectativa de desabastecimiento.

“La infraestructura de producción y suministro de combustibles de la Argentina es robusta”, enfatiza el comunicado atendiendo que Argentina produce petróleo crudo y biocombustibles en gran cantidad y tiene un parque refinador que alcanza para producir más del 80% de la demanda doméstica de naftas y diesel. Lo demás se importa, en mayor o menor medida, al ritmo de la actividad agrícola.

Se informa también que en la actualidad el sistema funciona con producción y transporte récord de crudo, refinerías a máxima carga -salvo dos que se encuentran transitando procesos de paradas técnicas totales o parciales por obras de ampliación y mantenimiento -lo cual es absolutamente habitual y necesario en nuestra actividad para el resguardo de personas, activos, calidad y volumen del producto.

Finalmente se destaca que “el crudo va a seguir fluyendo, las refinerías procesando, las importaciones entrando al país y la estructura logística se irá normalizando para el abastecimiento, considerando la gran dispersión geográfica del país”.