El 20% de las escuelas de gestión estatal de la Ciudad de Buenos Aires tiene problemas edilicios y el 10% no tiene calefacción, denunciaron este lunes docentes, estudiantes, miembros de cooperadoras y sindicalistas que conforman la Multisectorial por la Escuela Pública, quienes reclamaron “soluciones concretas” al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Según un mapa de establecimientos educativos con problemas de infraestructura, unos 200 edificios tienen filtraciones, caídas de mampostería, baños clausurados, inconvenientes en el cableado eléctrico y falta de suministro de agua, “lo que afecta el normal desarrollo de la actividad escolar y pone en riesgo a integrantes de las comunidades educativas”.

Además, un total de 112 escuelas públicas de un total de 950 no tiene calefacción, ya sea por falta del suministro de gas o porque no funcionan los artefactos, lo que perjudica a más de 100.000 alumnos y alumnas durante los meses de invierno con bajas temperaturas, según advirtió el informe de la Multisectorial por la Escuela Pública.

La mayor parte de los edificios escolares considerados en riesgo o en condiciones peligrosas están en los barrios del sur de la Ciudad, como Villa Lugano, Soldati, Barracas o La Boca, y en el caso de la falta de calefacción el 40 por ciento corresponde al nivel primario, donde concurren niñas y niños de 6 a 12 años, y otro 10 por ciento son jardines de infantes.

En la presentación del mapeo, realizado en las puertas de la Escuela Normal Superior Número 4 del barrio de Caballito, el secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, denunció una “permanente” reducción de la inversión educativa durante los gobiernos de Mauricio Macri y de Horacio Rodríguez Larreta” en la ciudad y advirtió que “en los últimos 15 años pasó de 27 a 17 por ciento”.