Los mercados, es decir el pequeño grupo de personas empoderadas con acceso a las finanzas, han ido a contramano de como suelen reaccionar frente a momentos de crisis. En plena catarsis del gobierno nacional, cuando todo era incertidumbre y aun no se sabía oficialmente los cambios anunciados este jueves, la cotización del dólar en sus distintas variantes en lugar de subir comenzó a bajar, y no fueron centavos. El ilegal, que llegó a tocar un récord de $350, se derrumbó a $317, y este viernes siguió bajando a $300.

El efecto de bienvenida a Sergio Massa no solo impactó en la divisa estadounidense. Los bonos en dólares subieron más de 8% promedio y los acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street marcaron alzas superior al 20%, Fue una jornada en la que los inversores salieron a convalidar de esta forma las versiones que daban cuenta la designación de Sergio Massa como nuevo ministro de Economía, lo que finalmente fue confirmado por el Gobierno nacional en las últimas horas de este jueves por la tarde.