En una sesión ordinaria acotada al tratamiento de pocos temas de trascendencia para la ciudad, el recinto de la Legislatura Porteña fue este jueves escenario de un amistoso cruce entre la diputada Lorena Pokoik (Unidad Ciudadana) y el titular de la bancada oficialista Agustín Forchieri (Vamos Juntos).

Fue sobre el final de los 50 minutos que duró la sesión, cuando la representante peronista pidió la palabra para reclamarle al oficialismo que incorpore el pedido de informes que surgió de la comisión de educación, para conocer en detalle cuales son las 54 escuelas que promociona el gobierno porteño como nuevas. “Hace más de un mes hicimos el pedido para que nos responda el Poder Ejecutivo”, clamó la legisladora para dejar en claro que el relevamiento que hizo su sector no logra establecer donde se encuentran esas escuelas terminadas o en construcción. Antes de pedir el cierre de la sesión Forchieri recogió el guante para subrayar la necesidad de seguir con los pasos formales que requiere un pedido de esas características, al que consideró importante. El diputado de Vamos Juntos dio a entender que tendrá su curso normal. Mientras lo expresaba, rápida de reflejos, Pokoik pidió una interrupción que le fue concedida. Fue para recordar que en la sesión de este jueves se habían votado resoluciones de comisiones que eran mucho más recientes en relación a la reclamada por ella.