El derrumbe ocurrió en la avenida Pedro Goyena 557 en el barrio porteño de Caballito. Ocurrió en momentos que se producía una lluvia muy intensa y dejó como saldo dos personas muertas y otras ocho resultaron heridas Un operativo de emergencia asistió a once personas entre ellas dos menores de edad.

La división K9 de perros fue la que halló a la pareja entre los escombros del colapso, que se produjo antes del inicio de la tormenta que abatió a gran parte de la ciudad.

Los rescatistas informaron que “ocho obreros habían quedado atrapados en el derrumbe, fueron socorridos sin lesiones y quedaron a resguardo”. Minutos después de llegar al barrio, Alberto Crescenti, titular del SAME, confirmó que fueron rescatadas siete personas, dos de ellas menores de edad. El titular del SAME detalló que el despliegue contempló “23 ambulancias del sistema, psicólogos, psiquiatras y montaje de triage”.

Voceros de la administración porteña señalan que la obra lindera “estaba registrada con permiso del Gobierno de la Ciudad con inicio en agosto de 2023 y estaba en la etapa de excavación”. A su vez, las mismas fuentes detallan que “la Agencia Gubernamental de Control la inspeccionó por última vez el 5 de diciembre” la construcción en el barrio porteño de Caballito, cercana a la intersección de las avenidas Pedro Goyena y José María Moreno”.