Representantes de diversas organizaciones civiles, gremios, ONG, empresas y agrupaciones expondrán en el parlamento nacional. Lo harán en el plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales que debaten la llamada ley ómnibus.

Aunque hubo posaturas a favor ensu gran  mayoría plantearon sus cuestionamientos al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. El discurso más “encendido” fue el de Rodolfo Llanos, de la Asociación de Emprendedores, que acusó a a los legisladores a los gritos y los responsabilizó por el nivel de pobreza.

Al hablar en tercera persona, Llanos dijo que “el señor que está delante de ustedes con traje y corbata es un señor que sabe lo que es dormir en la calle. Este señor que está delante de ustedes sabe lo que es esperar que McDonalds tire la comida para comer” y apuntó: “Cuando hablan de derechos, y la gente como yo tuvo que matarse para conseguir un empleo”.

También expusieron entidades empresarias, Organizaciones No Gubernamentales y productores del cine como Santiago Mitre, director de “Argentina 1985”; entidades de Salud mental, de recursos naturales y referentes de organizaciones sindicales, en el marco del plenario sobre el proyecto de ley de Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos, conocido como “Ley Ómnibus”.

Representantes del sector privado expusieron sus posiciones sobre el proyecto de ley de “Bases y puntos de partida”, conocido como “Ley Ómnibus”. Hasta el mediodía se presentaron expositores del sector empresarial que tuvieron tanto expresiones a favor como contra la iniciativa del Poder Ejecutivo.

Desde la agrupación de Pymes, Emprendedores y Productores para el crecimiento argentino (PEP) y la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (Caicha), plantearon que en su sectores “estamos diseñados para contratar, no para despedir gente”, y que por ello consideran necesaria “la eliminación de la multa en relación a la ley de empleo como un tema central para pymes a la hora de contratar”.

Representantes de Fesprosa (la Federación sindical de profesionales de la salud de la República Argentina) pidieron “un rechazo liso, llano e indivisible al DNU y a la Ley Ómnibus”. En tanto, quienes estuvieronb por el Complejo Nucleoeléctrica sostuvieron que “no se entiende por qué el Gobierno pretende llevar a una privatización a una empresa eficiente económicamente, que se ha desarrollado tecnológicamente y con capital humano impresionante que no se va al exterior”.

Desde la Asociación de Emprendedores, cuestionaron que “los trabajadores asalariados ganan menos de la mitad de lo que se necesita para mantener una familia” y se expresaron a favor de las propuestas presidenciales. Por su parte, desde Coninagro plantearon que “institucionalmente tanto el DNU como la Ley son complejos de abordar, con muchos temas que modifican aristas de las cooperativas” y destacaron el impacto del incremento y la reimplementación de las retenciones en la cadena de valor de las economías regionales.