La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) procedió a la interdicción de 7000 toneladas de granos en una planta de acopio que una cooperativa posee en el parque industrial de la localidad entrerriana de Urdinarraín, por diferencias entre las cantidades declaras y las encontradas por los agentes fiscalizadores de la Dirección General Impositiva (DGI).

Como resultado del cotejo realizado entre las existencias determinadas a través del método del cubicaje y las existencia de granos que surgen del Registro Sistémico de Movimientos y Existencia de Granos de dicha cooperativa, los inspectores de la Dirección Regional Paraná de la DGI comprobaron diferencias con las cantidades que se encontraban declaradas, no contando con la documentación legal que respaldara la tenencia y/o propiedad de dicha diferencia, lo cual “prima facie” tiene su origen en el ingreso de granos sin la correspondiente documentación legal que avale su procedencia, totalizando esta diferencia una cantidad total de 7.978 tns. de granos, lo cual equivale aproximadamente a 266 camiones con una carga de 30 tns. cada uno.

La mercadería cuyo ingreso no se encuentra respaldado esta compuesta por 3.000 tns. de Trigo, 3.900 tns. de Maíz, 976 tns. de Soja y 102 tns. de Sorgo. Considerando los precios orientativos según cotizaciones de la Bolsa de Cereales de Rosario, las diferencias determinadas poseen un valor de mercado de aproximadamente $ 389.000.000.