La AFIP desarticuló maniobras de evasión por 2.464 toneladas de granos en Buenos Aires, Mendoza y Córdoba. Las irregularidades fueron detectadas por las áreas especializadas del organismo en materia agropecuaria a lo largo de los últimos 30 días. Los productos agrícolas interdictados por la Dirección General Impositiva (DGI) equivalen a más de 80 camiones con acoplado.

Las investigaciones y cruces de información que llevan a cabo las áreas especializadas en el marco de las tareas de fiscalización para el Verano 2022 ya permitieron realizar operativos para desarticular la comercialización abusiva de 2464 toneladas de granos. Los operativos fueron realizados en Adolfo Gonzales Chaves (Buenos Aires): 1.347 toneladas de trigo; Laprida y Coronel Suárez: 828 toneladas de trigo, cebada y maíz;  Córdoba: 150 toneladas de maíz partido y en Maipú (Mendoza): 139 toneladas de maíz partido.

En la localidad bonaerense de Adolfo Gonzales Chaves se interdictaron 1347 toneladas de trigo. Fueron dos operativos en plantas de acopio, una con 1157 toneladas y otra con 190 toneladas. Los controles desarrollados por las áreas especializadas comprobaron una maniobra de subdeclaración de existencias ya que el stock en los acopios era mayor al declarado. Asimismo,  las empresas no contaban con la documentación necesaria para respaldar la tenencia de la mercadería.

La DGI realizó en ambos establecimientos tareas de control físico así como la verificación documental y registral. De esa forma, corroboraron la significativa diferencia de stock y el faltante de documentación respaldatoria.

En Laprida y Coronel Suárez, localidades del sur de la provincia de Buenos Aires, se detectaron irregularidades en la comercialización de unas 828 toneladas de cereal: 448 toneladas de trigo, 166 toneladas de cebada y 214 toneladas de maíz. Las fiscalizaciones fueron realizadas sobre distintas empresas que operan en la cadena agrocomercial en las que se hizo control físico, además del cotejo documental y registral.

El procedimiento en Laprida se realizó sobre una firma dedicada a la elaboración de alimento balanceado para nutrición animal. La interdicción de trigo y cebada se realizó en la planta de acopio y procesamiento utilizada por el contribuyente. La investigación de la DGI permitió comprobar que los productos fueron ingresados a la planta sin documentación respaldatoria.

Al listado de irregularidades de esa misma firma que fueron desarticuladas se suma una maniobra para sacar de la planta maíz sin emisión de factura, remito o comprobante que respalde el destino de ese cereal, ya sea por venta o incorporación al proceso productivo de la empresa.

El operativo en Coronel Suárez fue similar. Las tareas de control arrojaron la salida de 277 toneladas de trigo sin emisión de factura, remito o comprobante.

Por su parte, en Córdoba se incautaron 150 toneladas de maíz partido que se intentaron exportar a Uruguay en cinco camiones que se encontraban en un depósito fiscal. El operador era un contribuyente apócrifo. El secuestro de estos granos es el resultado del trabajo conjunto entre Aduana y DGI, y contó con el apoyo de la PFA como fuerza de seguridad.

En Maipú, provincia de Mendoza, se constató la existencia de 139 toneladas de maíz partido que correspondían a un contribuyente que no tenía la capacidad económica y financiera. Además se identificó que la firma tenía un estado de CUIT inactivo y que figura en la base de contribuyentes no confiables de la AFIP.  El procedimiento se realizó en forma conjunta con personal de AFIP- DGI y DGA y Policía Federal Argentina.

Entre septiembre de 2021 y enero de 2022, la AFIP desarticule maniobras abusivas en la comercialización de 31.000 toneladas de productos agrícolas, que equivalen a más de 1030 camiones con acoplado.