El ministro Martín Soria mantuvo un encuentro con las autoridades de Memoria Activa, la asociación civil que nuclea a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA. De acuerdo a información proporcionada por el ministerio en la reunión, analizaron la falta de avances en la investigación penal y los pasos a seguir en la Unidad Especial recientemente rejerarquizada por decisión de Soria. “Todos los participantes coincidieron en que, en los últimos años, el accionar de la Procuración General y de la Unidad Fiscal AMIA dependiente del Ministerio Público Fiscal obstaculizó sistemáticamente el avance de la investigación del atentado terrorista”.

Durante el encuentro, Soria informó a los familiares sobre el trabajo que se viene haciendo en el Ministerio desde su asunción y las acciones previstas para los próximos meses. Soria destacó la jerarquización de la Unidad Especial AMIA dependiente de la cartera que conduce y compartió la necesidad de conformar un equipo de trabajo que motorice la búsqueda de la verdad. “La Unidad recuperará su rol activo en las causas judiciales. En una de sus primeras acciones, se presentará en las actuaciones para revertir las cuestionables posiciones sostenidas durante la gestión de Macri y Garavano en favor de los acusados por el encubrimiento del atentado”, declaró posteriormente Soria.

Participaron de la videoconferencia Martín Soria, ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Martín Mena, secretario de Justicia, Diana Wassner de Malamud, Adriana Reisfeld (integrantes de Memoria Activa), Rodrigo Borda (abogado de Memoria Activa) y Paula Litvachky (directora Ejecutiva del CELS y patrocinadora de Memoria Activa en la causa internacional).