“La decisión de habilitar la extradición de Julian Assange no solo pone en peligro su vida sino que además marca un precedente alarmante para todos los y las periodistas del mundo que investigan y buscan la verdad: disciplinamiento periodístico para todos y todas”, definió la Vicepresidenta Cristina Fernández este sábado a través de redes sociales sumando su voz a las críticas que se replican en todo el mundo por la determinación de la justicia inglesa en aceptar la extradición del periodista que reclama Estados Unidos.

El país del norte acusa a Assange por ejercer el periodismo con libertad y sin condicionamientos al difundir más de 700.000 documentos secretos sobre las actividades diplomáticas y militares estadounidenses, en particular en Irak y Afganistán.

El portal WikiLeaks, creado por Assange, calificó de “día oscuro para la libertad de prensa y la democracia británica” la decisión de Reino Unido. “Cualquiera en este país que se preocupe por la libertad de expresión debería estar profundamente avergonzado de que la ministra del Interior haya aprobado la extradición a Estados Unidos, el país que planeó su asesinato”, señaló en un comunicado difundido en sus redes sociales.