Las dos empresas privadas no terminan nunca de reparar lo que hace más de tres décadas tienen a su cargo, el servicio de dar electricidad a miles de hogares del AMBA. Este martes más de 11.000 usuarios de Edesur y otros 6.000 de Edenor se encuentran sin energía eléctrica. Algunos de ellos desde hace casi una semana.

Ambas empresas que reemplazaron a la estatal SEGBA en 1992, viven haciendo reparaciones parciales. No se trata de falta de servicio porque la demanda supera la oferta de energía que por suerte produce el país. La deficiencia del servicio es responsabilidad pura de ambas concesionarias privadas que no terminan de instalar equipos y material nuevo que esté a la altura de este tiempo.

Según las cifras sobre el estado del servicio eléctrico informadas en el ENRE, a las 11.05 de este martes unos 11.655 clientes de Edesur permanecían sin suministro eléctrico y 6.679 de Edenor.

Las localidades bonaerenses bajo concesión de Edesur más afectadas son Almirante Brown, Berazategui, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Quilmes y San Vicente.

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires los barrios que continúan con cortes de luz son Almagro, Balvanera, Barracas, Boedo, Caballito, Flores, Floresta, Liniers, Nueva Pompeya, Parque Patricios, Recoleta, San Nicolás, Villa Devoto, Villa General Mitre y Villa Luro.