El final de Matías Kulfas como parte del Gabinete Nacional fue marcado por un mensaje, mostrando alto nivel de indignación, de Cristina Fernández desde su cuenta en la red Twitter.

Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en off, mintiendo y utilizando periodistas. Con errores y aciertos, siempre hablé y actué de frente. Penoso”, escribió la vicepresidenta “arrobando” un tuit de la Secretaría de Energía, igualmente duro, sobre versiones infundadas que dejaron filtrar desde un área determinada del Gobierno.

“A la categoría de funcionarios que no funcionan, planteada en el año 2020 por la Vicepresidenta, ahora se le agrega la de funcionarios del off que además de no saber, mienten y utilizan al periodismo para hacer operaciones políticas en contra de la Vicepresidenta”, escribieron desde la Secretaria adjuntando las características de una licitación realizada para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner. En la misma se observa la falsedad de las versiones difundidas por dos medios opositores que señalaban un direccionamiento de la adjudicación en beneficio de Techint.

Los medios difundieron versiones en off ,adjudicadas a Matías Kulfas de fluida relación con determinados periodistas, agregando que funcionarios de La Cámpora estaban detrás de esa adjudicación. Al quedar al descubierto de su operación mediática, y tras la reacción de la Vicepresidenta, el Presidente no tuvo margen para mirar hacia otro lado y obró en consecuencias echando al ministro. Es la segunda vez que un integrante de su gabinete debe dejar el cargo por realizar operaciones contra Cristina Fernández, el anterior fue el ex Secretario de Medios, Juan Pablo Biondi.