Este mediodía se firmaron los contratos para la construcción del gasoducto Presidente Néstor Kirchner y se pondrán en marcha los trabajos de la primera etapa.

El acto está previsto a las 12:00 con la presencia del Presidente Alberto Fernández en la ciudad bonaerense de Salliqueló, junto a los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de La Pampa, Sergio Zilliotto, y de Neuquén, Omar Gutiérrez; el vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri; y los ministros de Economía, Sergio Massa, y de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

“Esto es gas para los argentinos y garantizará que la producción siga creciendo. Además, por la cantidad que tenemos, puede convertirnos en proveedores para todo el mundo”, comentó el Presidente recordando que este gasoducto se está haciendo “gracias a la Ley del Aporte Solidario” y destacar que el Gobierno Nacional está dando una prueba de que no todo es lo mismo. “Hay veces que el Estado debe tomar iniciativa e impulsar obras necesarias, no todo es de interés para el capital privado”, remarcó.

La obra conectará la zona de producción de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la localidad de Tratayén, en Neuquén, y permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural y ayudará a desarrollar la producción creciente en el yacimiento.

En su primera etapa la obra permitirá incrementar la capacidad de transporte en 24 millones de metros cúbicos (m3) de gas diarios para reemplazar la importación de combustibles y se extenderá a lo largo de 558 kilómetros con una inversión estimada en US$ 1.500 millones.

La firma de los contratos se hizo en Salliqueló, punto de llegada de esta primera fase del ducto que partirá desde Tratayén, zona donde se concentra la producción de gas de Vaca Muerta. Las constructoras que resultaron adjudicatarias de la obra civil del gasoducto son la UTE entre Techint y Sacde y la empresa BTU.