En su estadía en Roma el presidente Javier Milei redobló su vehemencia comunicacional a través de un mensaje desde su cuenta en la red X señalando que llegaron al gobierno para quebrar “la rueda del juego de la política de siempre. Vinimos a romperla. No nos importan las operaciones, las difamaciones, los títulos de los diarios. No nos importan las presiones de quienes destruyeron este país”.

En paralelo a esa comunicación una serie de reuniones se desarrollaron en Buenos Aires dando cuenta de un fortalecimiento en la alianza del partido del gobierno, La Libertad Avanza, con el Pro. Mauricio Macri timonea esos encuentros buscando fortalecer la presencia de su partido en el gabinete nacional. Hay varios gobernadores propios en la movida, también los hay de la UCR.

Macri apunta a robustecer la presencia de su propia estructura manteniendo lo mucho que tiene en el gabinete actual, como Seguridad y Economía. Cree que marzo será un mes de clima social recalentado que obligará al gobierno a mostrar cambios. Tiene en el mira a Guillermo Franco, lo acusa por traer a Scioli. Asegura que es una maniobra acordada con un sector de la oposición no dialoguista. Es solo un argumento para jugar su exclusión y poner un soldado propio en un sector de negociación permanente con las provincias.

Ayer, los ministerios de Salud y de Economía de la Nación lanzaron comunicados poniendo paños fríos sobre rumores sobre falta de partidas económicas para determinadas áreas muy sensibles. Informaron que los fondos destinados a hospitales nacionales están garantizados. “El presupuesto nacional destinado a la función salud, no se ha aplicado ningún tipo de recorte en las asignaciones para los hospitales de gestión nacional entre los que se encuentran el Hospital Garrahan, el Hospital El Cruce de Florencio Varela, y el Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría”, señaló la comunicación oficial asegurando normalidad para el envío de los fondos destinados a insumos, salarios del personal, obras de infraestructura, entre otros ítems incluidos en el presupuesto nacional.