La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desarrolló un operativo de fiscalización en reconocidos establecimientos gastronómicos de Nordelta. En los controles desplegados por inspectores de la Dirección General Impositiva y la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social se labraron actas por irregularidades en el 70% de los restaurantes fiscalizados.

Los controles de la AFIP permitieron detectar diferencias de hasta 150% entre las ventas observadas y las declaradas así como un 50% de informalidad laboral entre los trabajadores y las trabajadoras relevadas. Las empresas incumplidoras serán sancionadas con multas y, cuando corresponda, fiscalizadas en forma integral.

Durante las tareas de control se evidenció que uno de los más reconocidos restaurantes de Nordelta estaba inscripto como monotributista y no cumplía con las normas de facturación, además de no tener a ningún trabajador registrado.
En materia de evasión previsional, se relevaron un total de 85 trabajadores y trabajadoras en esos locales. De este total, el 50% sin registrar. Estas acciones de la AFIP buscan proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras para generar inclusión laboral.

La AFIP llevó a cabo a lo largo del Verano 2022 un conjunto de acciones coordinadas y planificadas para prevenir e identificar posibles maniobras de evasión fiscal y previsional. Más de 200 inspectores de la DGI de todo el país participaron de las distintas tareas de control y fiscalización presencial realizadas sobre restaurantes, centros comerciales, balnearios, cervecerías, hoteles y guarderías náuticas. Además de controlar la facturación y la determinación de impuestos desde la Dirección de los Recursos de la Seguridad Social se analiza el cumplimiento de los derechos de las y los trabajadores así como el ingreso de las obligaciones referidas a los aportes y contribuciones.

El principal objetivo es la detección en forma temprana de incumplimientos a las normas de facturación y previsionales, aplicando las sanciones correspondientes conforme a la normativa vigente. El operativo llevado a cabo en Nordelta se suma al reciente registrado en Puerto Madero donde también se detectaron y multaron irregularidades. En esos controles se identificaron diferencias de hasta 200% entre las ventas observadas y las declaradas y un 25% de informalidad laboral entre los trabajadores relevados por el organismo.
Los procedimientos se suman a los efectuados en supermercados de la Costa Atlántica en donde se detectaron casos de explotación laboral, y empleo infantil y no registrado, y a los que surgieron del trabajo conjunto con la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), en los que se detectaron 37 embarcaciones sin declarar en una guardería naútica de San Isidro.