Un estudio de la Universidad de Buenos Aires reveló el año pasado que la mayoría de las personas en situación de calle en el ámbito porteño son varones, el 85 por ciento rechaza vivir en paradores por temor a robos o a situaciones de violencia, y más del 80 por ciento tiene síntomas de depresión.

El último censo realizado a mediado del año pasado por agentes de la Ciudad detectó 2.573 personas en situación de calle, lo que significó un aumento del 48% respecto al censo de 2019 (en 2020 no se hizo por la cuarentena). De esas personas, 1.605 pasan la noche en los centros de inclusión social y 968 directamente en la vía pública. Y 190 son menores de 18 años.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con varios programas para atender situaciones de extrema pobreza, como el programa Buenos Aires Presente (BAP) que fue creado en 1999 orientado a la atención de la emergencia habitacional a cargo de la Dirección de Atención Inmediata del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad. Sin embargo, los controles que surgen desde la legislatura señalan recortes o subejecución de los presupuestos ue afectan a este sector.

El legislador Javier Andrade (FdT) se mostró indignado por la indiferencia de la administración que conduce Larreta fijando otras prioridades antes que la asistencia para el sector más empobrecido de la población. Es increíble Larreta le recortó 96 millones al programa de asistencia para personas en situación de calle y ejecutó solo el 7.3% pero va a invertir 150 millones en el Ecoparque $50.316.312 en reacondicionar el espacio de la pagoda y $37.937.315 para la leonera”.